Cuando el embarazo no llega

Cada dia son mas las parejas o mujeres con una vida independiente, que desean ser madres, pero lamentablemente no siempre lo consiguen por los métodos tradicionales y tras múltiples intentos se preguntan ¿que hacer? y ¿cual será la mejor opción? ¿Por que no la Inseminación artificial Barcelona? De ella me ha hablado mucho mi amiga Teresa, que es enfermera y tiene casos similares en su propia familia, por lo que sin ninguna duda y sin ningún temor me aconseja la visita a un medico especializado para que me informe en profundidad  las diferentes formas y las mas  adecuadas a cada caso y cada persona

Nada mejor que el consejo de un medico de confianza que sepa escuchar las necesidades de la pareja o de la mujer que desea ser madre y eso lo he podido comprobar en un caso muy cercano, como es en la situación que se encuentra mi hermana Mari Paz y su marido Jaime. Querían por todos los medios tener hijos de forma natural, visitaron diversas clínicas no especializadas; en la ilusión y esperanza que con los tratamientos adecuados lograsen la mejor y mas ansiada aventura de su vida como padres y como pareja, hasta que se decidieron contactar con Fecundación in vitro Barcelona. Llegaron con cierto temor pero con mucha esperanza, querían ver su hogar lleno de vida, con un pequeño que corretease por toda la casa diciendo con fuerza “papá y mama”.

En el caso de mi  hermana el primer diagnostico fue ovarios poliquistico y para ello tuvieron que cambiarle la nutrición adecuándosela a sus necesidades y un medicamentos para el mejor y mas eficaz  tratamiento. Sin embargo le avisaron que tendrían que realizar análisis y pruebas para conocer de forma fidedigna la causa de la infertilidad. 

Conviene saber que la infertilidad afecta al 15% de las parejas y, casi el 33% de los casos se deben a un factor femenino.

Cuando la mujer no tiene funcionalidad tubárica El tratamiento de FIV es el más adecuado, por ello, es la técnica que prefieren las mujeres que tienen una ligadura de trompas hecha y desean tener un hijo. Además, la ventaja de la FIV es que también ofrece garantías de éxito aunque el semen del hombre no sea de buena calidad.

Ante la pregunta de si se puede superar el vaginismo con hipnoterapia hay que decir rotundamente que no. Como tampoco lo son la cirugía o ciertos medicamentos cuya publicidad se encuentra en Internet. El tratamiento del vaginismo requiere que la mujer supere el proceso de entrenamiento pélvico y que solo puede lograr con la ayuda de los ejercicios y dilatadores vaginales.

La hiperprolactinemia se determina por un aumento de prolactina en sangre. Teniendo en cuenta que la tasa normal en la mujer esta alrededor de 20 µg/l. y en casos de hiperprolactinemia la tasa supera los 30 µg/l. Esta alteración de protolactina en sangre puede alterar la ovulación y el ciclo menstrual y producir infertilidad.

Otro factor a tener en cuenta es el hipotiroidismo que se produce cuando la glándula tiroides produce muy poca hormona tiroidea. Y ello puede afectar a la fertilidad femenina ya que impide la producción de óvulos, produciendo  irregularidades en el ciclo menstrual, aumentando  la prolactina, hormona que en exceso impide la ovulación.

Muchas mujeres desconocen la importancia de la reserva ovárica que es la que indica la cantidad de óvulos de los que dispone en un momento determinado de su vida y, por lo tanto, marcará el estado de su fertilidad.

Si la reserva ovárica es buena, tendrá más posibilidades de lograr el embarazo. Si se detecta baja reserva ovárica, puede ser necesario recurrir a la fecundación in vitro (FIV) para  lograr ser madre.

La edad reproductiva óptima de la mujer esta entre entre los 19 y 30 años. La fertilidad de la mujer disminuye con la edad hasta llegar a la menopausia (final de la edad reproductiva) con una edad que varía entre los 45 y 52 años.

A partir de los 30 años muchas mujeres empiezan a sentir que es el momento oportuno para la maternidad, por lo que en esta edad el 40% de las mujeres piensa ser madre en poco tiempo. Y tiene sus ventajas:

  • Suelen tener una solvencia económica y una vivienda.
  • La relación de pareja suele ser más estable.
  • Se sienten más capaces para educar a un hijo.
  • La pareja ha disfrutado solos varios años, viajes, caprichos, etc. y desean la llegada de un hijo  como la fase ideal para crear un hogar.

En realidad no existe una edad ideal, cada mujer debe decidir cuándo es el momento óptimo para ser madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.